¿Qué motiva a una persona a viajar?


Un viajero con motivaciones estéticas puede visitar museos, salas de exposiciones, lugares turísticos famosos o participar en actividades temáticas. Los viajeros estéticos también pueden conocer a nuevos amigos o familiares. Este artículo explorará algunos de los factores que motivan a los viajeros a dedicar tiempo a explorar el mundo. Independientemente de la motivación, viajar es una gran manera de experimentar diferentes culturas y conocer gente nueva. Tanto si sus motivaciones son románticas, recreativas o competitivas, estos factores determinarán sus hábitos de viaje.

Romance

Muchas personas hacen viajes por diversos motivos. Puede ser por ocio, vacaciones o rejuvenecimiento. También puede ser por trabajo, caridad, migración, viajes de misión y otros fines. Las personas que viajan por placer utilizan diversos medios de transporte, como el coche, el transporte público, el barco y el avión. Viajar por placer tiene numerosos beneficios, como la posibilidad de conocer una nueva cultura e idioma.

******
¡Te lo recomendamos! Software de fijación de objetivos y gestión de objetivos para personas de alto rendimiento.
Compruébelo aquí
******

De hecho, es el principal motor de los viajes. Viajar por placer tiene la capacidad de reducir la soledad, la tensión y la ansiedad. Muchas personas viajan por placer y no por dinero, lo que puede hacer que el viaje sea más emocionante. Por esta razón, muchas personas hacen un viaje con la esperanza de encontrar un romance. Entre los que viajan por placer, 86% dijeron que su relación sigue siendo romántica, en comparación con 73% de los que no lo hacen.

Placer

Una persona puede viajar por muchas razones, como la salud, la satisfacción espiritual o estética, o para cambiar de aires. Otras razones para viajar pueden ser la satisfacción sensual o sexual. A veces, es para ir de compras, ya sea por recuerdos baratos o por artículos de alta gama. Sea cual sea el motivo, la principal razón para viajar es el placer que proporciona. El disfrute previo y posterior al viaje puede incluir la anticipación, el aprendizaje, el sueño o la recuperación física y mental.

Además de la motivación intrínseca para viajar, los viajes de placer pueden ser también un acto de autoexpresión, y los viajeros suelen buscar la belleza natural o las atracciones culturales. A menudo, los viajes de placer son una vía de escape de la rutina de la vida cotidiana y ayudan a las personas a abordar cuestiones importantes sobre su valor y su valía. Además, puede ser una oportunidad para hacer nuevos amigos y pasar tiempo de calidad con la familia. Sin embargo, los viajes de placer también pueden ser una forma de crecimiento emocional, ya que pueden reducir la tensión y la ansiedad.

Propósito

¿Por qué viajamos? Existen numerosas razones. Algunas de ellas son el ocio, las vacaciones, el rejuvenecimiento, la investigación, la recopilación de información, la visita a personas, la caridad, la migración, los viajes misioneros, etc. Al viajar, podemos utilizar el transporte público, los automóviles, los barcos y los aviones. Otras personas pueden elegir el senderismo, el rafting o la navegación, y el estilo de viaje suele estar determinado por su propósito. Independientemente de la razón para viajar, todos buscamos experiencias que hagan que nuestros viajes sean más significativos.

Los beneficios de los viajes con propósito son muchos. Pueden consistir en hacer voluntariado por una causa concreta, aprender un nuevo idioma o explorar un aspecto concreto de una cultura. Por ejemplo, es posible que desee tomar clases de baile en diferentes ciudades. O tal vez quiera conocer las creencias espirituales locales y los acontecimientos históricos. En cualquier caso, viajar con un propósito enriquecerá su experiencia de viaje y reforzará su sentido de conexión con el destino. Éstos son algunos de los beneficios de los viajes con propósito:

Instinto competitivo

Este artículo explica cómo el instinto competitivo motiva a una persona a viajar. Las observaciones sobre el comportamiento competitivo de los niños, sobre todo de los mayores, concuerdan con la teoría de que los seres humanos son intrínsecamente competitivos. Aunque el estudio no ofrece una respuesta definitiva a por qué somos competitivos, sí sugiere que nuestra disposición a competir tiene raíces profundas. Por ejemplo, en un estudio reciente, Madsen y Kagan descubrieron que los niños mayores eran más competitivos que los pequeños.

Experimentar la naturaleza

No es de extrañar que la naturaleza inspire a los viajeros. La gente encuentra que la naturaleza tiene muchas cualidades curativas. Es difícil mantener la concentración y un estilo de vida saludable cuando se está acostumbrado a comer comida rápida y lavar los platos. Los viajes a la naturaleza pueden servirte de inspiración para cambiar tu estilo de vida. Si eres un habitante de la ciudad muy ocupado, hacer un viaje a la naturaleza puede ser la solución perfecta. He aquí tres formas en que la naturaleza motiva a la gente a viajar:

Las investigaciones han demostrado que visitar la naturaleza mejora la salud y el bienestar de los seres humanos. La actividad física mejora la salud en general y ayuda a reducir la obesidad. Sin embargo, la mayoría de los estudios se centran en los beneficios psicológicos y emocionales del turismo de naturaleza. Un estudio histórico sobre el estado de ánimo y la naturaleza comparó a los visitantes de parques urbanos con personas que se recreaban en el interior. Ver una hermosa vista de árboles y praderas les hizo sentirse mejor con ellos mismos.

Experimentar nuevas culturas

Hay varias razones por las que la gente debería viajar. Experimentar nuevas culturas amplía los horizontes y ayuda a comprender diferentes formas de vida. También desafía las ideas y los valores de una persona, y puede conducir al crecimiento y al cambio personal. Experimentar diferentes culturas puede ser una experiencia que cambie la vida, y puede mejorar el bienestar general de una persona. Además, viajar permite a una persona ampliar sus horizontes y hace del mundo un lugar más interesante y diverso en el que vivir.

Visitar nuevas culturas puede ser una forma divertida de aprender más sobre la historia de un lugar concreto. Las distintas culturas tienen diferentes creencias, tradiciones y costumbres. Intentar comprender estas diferencias ayudará a una persona a navegar por una cultura extranjera sin encontrarse con problemas o malentendidos no deseados. Por ejemplo, puede ser divertido probar la cocina local u observar las costumbres de una nueva cultura. Dedicar tiempo a aprender sobre una cultura diferente antes de un viaje también hará que éste sea más memorable.

Seguridad

Mucha gente viaja por razones de seguridad, y la pregunta es si la seguridad nos motiva a viajar. La pregunta de la investigación tiene muchas facetas, pero una de las principales es la motivación para mantenerse seguro mientras se viaja. El estudio también explora el papel del propósito organizativo en la motivación de las mujeres para viajar. Por ejemplo, Gotravel, en Bengaluru (India), identificó la seguridad de las mujeres como su principal objetivo y alineó las normas y actividades internas con esta meta.

Aunque muchas personas están familiarizadas con los peligros del virus del Zika, la seguridad en los viajes sigue siendo una preocupación importante. El riesgo de contraer este virus mortal es demasiado alto para ser ignorado, y si no está seguro de su propia seguridad, querrá buscar atención médica antes de irse de vacaciones. Las necesidades de seguridad no sólo preocupan a los viajeros, sino que también son factores para elegir dónde ir. La mejor manera de garantizar su propia seguridad mientras viaja es informarse sobre los riesgos y beneficios del destino.

Costo

Cuando tienes ganas de viajar, es posible que navegues por las redes sociales viendo fotos de destinos turísticos, pensando que algún día tendrás suficiente dinero para irte de vacaciones. Puede que no tengas ni idea de que se puede viajar con un presupuesto reducido y seguir teniendo una gran experiencia. Sólo hace falta motivación y convicción. La mejor manera de viajar con un presupuesto es tener el deseo de ver el mundo. Puede ser muy satisfactorio y hará que tu vida sea más emocionante.

Hay muchas otras razones para viajar, además del coste. Tal vez quiera conocer una cultura y un idioma diferentes, o simplemente dejarse impresionar por un lugar hermoso. Viajar también te permite ver la arquitectura de otra manera. Volverás con una perspectiva renovada de la vida, y tu ego personal te lo agradecerá. Nunca se arrepentirá de haber hecho un viaje. Si eres como yo, nunca olvidarás la experiencia y querrás repetirla.

Limitaciones sociales

¿Por qué viaja la gente? A menudo, la decisión la toma un grupo. Si la gente va al trabajo, a la escuela o a la guardería, es necesario viajar. Otras razones para viajar pueden ser el capital social. Cada vez más, la gente viaja fuera de las horas punta, debido a diversas limitaciones. El impacto medioambiental también tiene prioridad sobre la congestión. En muchos sentidos, estas limitaciones están impulsando esta tendencia. Este artículo explorará las razones subyacentes por las que la gente no viaja.

El brote de SARS en China en 2003 fue similar a la pandemia actual, y se realizó un análisis de sus efectos en la psicología del turista. En el estudio, los investigadores descubrieron un aumento de la demanda de viajes tras el brote de SRAS y la aparición de motivaciones de privación de sentimientos y búsqueda de estímulos. También se descubrió que otros factores relacionados con la salud estaban asociados a una mayor motivación para viajar. Las personas que tienen familiares de alto riesgo, por ejemplo, eran menos propensas a realizar actividades de viaje al aire libre por miedo a transmitir el COVID.

Entradas recientes

es_ES